SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Un hombre de 44 años fue muerto con su hijo menor de ocho años en brazos, por dos delincuentes en el sector Los Guarícanos, de Villa Mella, que presuntamente iban a ejecutar otra persona.

El dolor embarga a la familia Ramírez, pero según ellos, más que dolor lo que sienten es impotencia al ver cómo un sicariato le arrancó la vida a uno de sus parientes.

[flv:http://www.noticiassin.com/wp-content/uploads/2011/03/DOLIO-HIST-PL.flv 500 295]

Los victimarios no sólo apagaron la vida de Ángel Ramírez sino también la del propietario de un negocio del sector, mientras un menor de 9 años resultó herido.

El crimen también fue lamentado por los cinco hijos de la víctima quienes no dejaron de llorar la muerte de su padre.

Según los moradores del sector Los Guarícanos, de Villa Mella, vivir en esa barriada se ha convertido en un peligro mayúsculo ya que la delincuencia no duerme.

Por Paola Ledesma