Expresaron que con la aprobación de la Ley 1-21 que prohíbe el matrimonio infantil y su promulgación se marcó el inicio de un nuevo capítulo de esfuerzos para lograr el cambio necesario

Washington, DC.- La erradicación de la pobreza, el acceso a la educación y a los servicios sanitarios, la igualdad de género, así como el apoyo gubernamental y de la sociedad civil son algunos de los aspectos claves para suprimir completamente las uniones tempranas en la República Dominicana, según acordó un grupo de expertos reunidos en el panel “Avances y Perspectivas de la Lucha contra el Matrimonio Infantil en RD”, organizado por la Embajada Dominicana en los Estados Unidos.

Expresaron que con la aprobación de la Ley 1-21 que prohíbe el matrimonio infantil y su promulgación se marcó el inicio de un nuevo capítulo de esfuerzos para lograr el cambio necesario, pero es preciso continuar una vigilia constante sobre este tema, señaló la embajadora Sonia Guzmán.

En el evento participaron Gloria Reyes, directora del Programa Supérate; Alexandra Santelises, gerente general de Rectoría de Conani y representante del Gabinete de Niñez y Adolescencia (GANA), que preside la primera dama Raquel Arbaje; Alba Rodríguez, directora ejecutiva de Save the Children; Luis Durán, gerente de proyectos y especialista en desarrollo inclusivo de USAID; Leidy Mena, psicóloga familiar y Alejandra Hernández, ministra consejera y moderadora del panel.

Gloria Reyes destacó que “por mucho tiempo en el país se ha contado con dos estadísticas negativas: el alto índice de embarazos en adolescentes y la gran cantidad de uniones tempranas y matrimonios infantiles, la mayor tasa en América Latina.” La funcionaria explicó algunas de las políticas que se implementan desde el Estado para cumplir con lo establecido por la Constitución sobre la protección efectiva de los derechos de las personas.

De su lado, Alexandra Santelises indicó que las medidas tomadas por el Gobierno han sido sistematizadas y serán presentadas en los próximos días. Este plan persigue atender de forma oportuna a la niñez y adolescencia con el fin de que las opciones de uniones no sean tempranas y el embarazo pueda ser algo organizado como parte de un proyecto de vida, acompañado de opciones de estudio, de trabajo y recreación.

En tanto que Alba Rodríguez y Luis Durán resaltaron la relevancia de integrar el sector privado y las organizaciones no gubernamentales para crear conciencia en la sociedad sobre la problemática.