Pese a la situación sanitaria, la Asociación Nacional de Clínicas y Hospitales Privados descarta que el sistema de salud se sature debido a que gran parte de la población ya está inoculada.

SANTO DOMINGO.- Mientras en los últimos siete días seis mil 285 personas se contagiaron de COVID-19 en el país y 11 fallecieron, de un total de 23 muertes notificadas, el constante incremento de la ocupación hospitalaria hace temer al sector médico en que el país se encuentra ante una cuarta ola de la pandemia.

Pese a la situación sanitaria, la Asociación Nacional de Clínicas y Hospitales Privados descarta que el sistema de salud se sature debido a que gran parte de la población ya está inoculada.

Este lunes en el hospital Félix María Goico todas las camas COVID estaban ocupada; la mitad con pacientes en estado delicado.

En el caso del hospital Francisco Moscoso Puello de un total de 40 camas, 27 se encontraban en uso con 7 personas en la Unidad de Cuidados Intensivos.

El panorama en el Marcelino Vélez Santana, en Herrera, es similar con 11 personas en UCI.

En la clínica Cruz Jiminián de un total de 12 camas disponibles 9 están ocupadas, de esos pacientes 6 permanecen en cuidados intensivos.

Pese a la situación sanitaria, la Asociación Nacional de Clínicas y Hospitales Privados, descarta que el sistema de salud se sature debido a que gran parte de la población ya está inoculada.

Mientras la mayoría de los ingresados no se ha vacunado contra el virus y las autoridades insisten en la importancia de la inoculación, en los centros de inmunización se mantiene lento el proceso.