Esperan que el que expediente del Caso Medusa esté bien sustentado y con las pruebas suficientes para garantizar la justicia que aseguran fue negada en los casos Odebrecht, Los Tres Brazos y los Super Tucanos.

SANTO DOMINGO.-  La inclusión de varios empresarios, compañías de construcción y de tecnología, así como algunos exfuncionarios del Ministerio Público y familiares de actuales funcionarios entre los 62 acusados por el desvío “sin precedentes” de recursos públicos en la Operación Medusa da esperanzas de que se pueda lograr la justicia, según miembros de organizaciones no partidistas.

Si la Operación Medusa está bien sustentada y con las pruebas suficientes se podría garantizar la justicia que no se pudo lograr en los casos Odebrecht, Los Tres Brazos y los Super Tucanos, de acuerdo con miembros de la sociedad civil.

Indicaron también que la no inclusión en la lista de imputados en el caso de Rafael Stefano Canó Sacco, señalado como la mano derecha del ex procurador Jean Alain Rodríguez y apresado en España, puede ser un estrategia del órgano acusador para presentarlo como testigo de cargo.

De igual forma entienden que por la acusación de familiares de actuales funcionarios en el caso que fue calificado como escandaloso por el Ministerio Público, estos deberían renunciar a su cargo.

Según fuentes del programa El Informe con Alicia Ortega y Noticias SIN la acusación cuenta por lo menos con 11 líneas de investigación, incluyendo el Plan de Humanización, los Alimentos del Sistema Penitenciario, sobornos valorados en mil millones de pesos, Compras y Contrataciones, campañas políticas y lavado de activos, entre otras.

El exprocurador Jean Alain Rodríguez y los miembros de la supuesta red ya tenían seleccionadas a las constructoras que resultarían ganadoras y estas debían devolver un “peaje” del 20 por ciento sobre el monto total del contrato, según relevó en un interrogatorio el ingeniero Antón Casasnovas Nolasco, que fue dejado fuera de la acusación por colaborar con las autoridades.

La coordinadora de los juzgados de la instrucción apoderó mediante un sorteo electrónico al tercer tribunal de esa división control para conocer el juicio preliminar contra los 62 encartados en el caso Medusa, cuya fecha de inicio aún no se ha establecido.