Mientras el presidente Luis Abinader mantiene el discurso de ser el gobernante de todos los dominicanos y recuerda a los miembros del Partido Revolucionario Moderno (PRM) que el Estado no es un botín, funcionarios de su gestión insisten en privilegiar a compañeros.

SANTO DOMINGO.-Mientras el presidente Luis Abinader mantiene el discurso de ser el gobernante de todos los dominicanos y recuerda a los miembros del Partido Revolucionario Moderno (PRM) que el Estado no es un botín, funcionarios de su gestión insisten en privilegiar a compañeros.


El caso más reciente es el de la viceministra de la Juventud, Avril Reyes Rodríguez, quien aseguró este miércoles que nunca ayudará a un miembro del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).


"No entiendo como es que tenían 12 años en el gobierno y tienen el descaro de llamar para que lo dejen en el puesto o para que lo ayuden a conseguir un trabajo, mientras tenga un compañero sin empleo nunca ayudaré a un Pldista. Asi que no pierda su tiempo conmigo", tuiteó la recién designada funcionaria.


https://twitter.com/AvrilReyesRod/status/1306202368913084417