SANTIAGO, República Dominicana.- El conflicto del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) llegó a la ciudad corazón este jueves cuando Miguel Vargas Maldonado sesionó con varios miembros que le siguen.

El dirigente fue claro en afirmar que busca la unidad del PRD y señaló varios factores que alegadamente influyeron en la derrota de Hipólito Mejía en los pasados comicios.

Expresó que como presidente del PRD, asumirá su rol, y que no se dejará intimidar por algún “grupito” de esa organización.