Entiende que el mandatario debe sumarse cuanto antes a la firma de este compromiso regional.

SANTO DOMINGO.- Miguel Vargas Maldonado manifestó su desacuerdo con la posición asumida por el gobierno dominicano respecto de la no firma del compromiso para frenar la crisis migratoria regional, en el marco de la IX Cumbre de las Américas.

En ese orden, el presidente del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) expresó que la bandera de proteger la integridad nacional debe ser innegociable para cualquier gobernante.

“Hoy nuestra integridad como nación está expuesta por la desbordada migración haitiana. Firmar el documento nos daría un respaldo jurídico internacional para actuar en consecuencia”, planteó.

El excanciller dominicano explicó que el Plan de Acción sobre Gobernabilidad y la Declaración sobre Migración adoptados en la citada Cumbre, realizada en Los Ángeles, California, están contenidos en la Declaración Hemisférica sobre Migración y Protección de Migrantes.

Además, resaltó que “bajo el sorprendente alegato de falta de tiempo para conocer y evaluar su contenido”, el mandatario dominicano decidió no firmar el compromiso de los presidentes y jefes de gobiernos en el cónclave, pese a estar dirigido a contener la crisis migratoria en la región.

“Este elemento jurídico legal, sumado a la legitimidad que al respecto y de facto otorga el pueblo dominicano, nos permitiría sustentar políticas públicas y acciones eficientes para hacer respetar en el país nuestro marco jurídico migratorio”, prosiguió.

“En tal sentido, demandamos del gobierno dominicano, encabezado por el presidente Luis Abinader, sumarse a la iniciativa y suscribir a la mayor brevedad posible la firma de este compromiso regional”, expresó Vargas.

“Reiteramos que somos conscientes y nos preocupa la situación de miles de migrantes haitianos, la mayoría de ellos indocumentados. Pero, esta problemática innegablemente nos coloca en una condición de vulnerabilidad como nación”, prosiguió.

Añadió que el PRD se ha identificado con toda iniciativa para afianzar la armonía, el apoyo y respeto entre naciones vecinas, “pero, siempre ajustados a la seguridad territorial y a la estabilidad económica y social del pueblo dominicano”.

Sostiene que "no informar oportunamente sobre lo tratado con el primer ministro haitiano abrió paso al escarceo mediático y político".

Vargas Maldonado expuso que el reciente anuncio por parte del gobierno del vecino país sobre el alegado pacto para la regularización de los ciudadanos haitianos que residen irregularmente en República Dominicana “llevó al gobierno nuestro a apelar al odioso recurso del desmentido”.

“Además, abrió la puerta que permitió que el excanciller de Haití, Claude Joseph, arremetiera el viernes contra el Gobierno de República Dominicana por el referido tema”, prosiguió.

“En este caso particular es evidente que Joseph sólo procura ganar simpatías electorales entre sus conciudadanos, lo que constituye una perversidad en la actual circunstancia”, puntualizó Miguel Vargas.