SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Miles de personas acudieron este domingo, día de los fieles difuntos, a los diferentes cementerios del país a reverenciar a sus parientes fallecidos.

Quisqueya Emperatriz Hernández perdió su único hijo hace 22 años, desde entonces acude cada dos de noviembre al campo santo a venerar y cuidar la última morado de su vástago. Como ella este domingo, hicieron miles de dominicanos.

http://youtu.be/MKQvBx-_CUw

En varios cementerios se observaba como los dolientes se esmeraban en dar mantenimiento y colocar flores a la tumba de sus parientes finados.

La tradición es cada vez más arraigada entre los dominicanos y  consiste encender velas, limpiar los nichos de los muertos y hacer oraciones en su memoria.

Al menos la mañana de este domingo, los influyentes políticos Peña Gómez y Joaquín Balaguer, sepultados en el cementerio Cristo Redentor, no recibieron visitas de quienes dicen ser fervientes seguidores de sus pensamientos.