Las vías estaban cerradas con barandillas de hierro, lo cual ha provocado un caos en las inmediaciones, generando un gran taponamiento de vehículos.Las vías que bajan desde el elevado de la avenida Luperón también están clausuradas.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La Autopista 30 de Mayo y la carretera Sánchez, específicamente en el kilómetro 12, se encontraban este domingo militarizadas y obstaculizadas porque supuestamente los comerciantes de La Pulga estaban dispuestos a iniciar sus labores hoy en la Capital dominicana, pese a la prohibición para evitar la propagación del coronavirus.



Las vías estaban cerradas con barandillas de hierro, lo cual ha provocado un caos en las inmediaciones, generando un gran taponamiento de vehículos. Las vías que bajan desde el elevado de la avenida Luperón también están clausuradas.


En la zona se

observaron unos tres camiones de carga que estaban paralizados y a los cuales

las autoridades tuvieron que abrirles espacio para que pudieran continuar con

su trayectoria.