SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La crisis económica que se vive a nivel mundial, ha reflejado resultados negativos en la generación de empleos, lo que se traduce en falta de oportunidades sobre todo para  la juventud que tiene la necesidad de desarrollarse y posicionarse en un trabajo digno, situación a la cual no escapa la República Dominicana, según afirma el ministro de trabajo Francisco Domínguez Brito.

Expresó que uno de los temas que más le preocupa al frente del Ministerio de Trabajo, es precisamente lo concerniente al desempleo juvenil el cual representa el 34% dentro de la tasa del 14% que refleja en términos generales el país, según las estadísticas del Banco Central.

Consciente de esa realidad el funcionario anunció que dentro de las prioridades que tiene en el Ministerio de Trabajo es la creación de una Política Nacional de Empleos, que permita que la población desempleada tenga acceso a plazas de trabajo.

“Es preocupante y es un tema que enfrentaremos con mucha responsabilidad, implementando iniciativas que nos lleven a soluciones a corto, mediano y largo plazo de ésta problemática. Pienso que debemos revisar nuestras políticas de apoyo no sólo para que nuestros jóvenes tengan trabajo sino también brindarles la oportunidad a los  que puedan desarrollar su potencial, para que emprendan proyectos individuales que a su vez, generen puestos de trabajo para otros”, expresó el Ministro.

El funcionario dijo que la institución  está  inmersa en la elaboración de estrategias tendentes a bajar la tasa de desempleo pero afirmó  sin embargo, que corresponderá a otras instancias del Poder, el disponer de los recursos para la ejecución de las mismas.

“Esta es una realidad que merece toda la atención de las  autoridades, porque a los jóvenes hay que brindarles la oportunidad de ser un ente productivo para la sociedad; en ellos descansa el desarrollo de nuestra nación. El Ministerio de Trabajo puede establecer los estudios, los diseños, las estrategia, pero las políticas a aplicar básicamente dependen de otras instancias de poder, llámese  política monetaria y fiscal así como el Congreso y otras entidades públicas”, enfatizó el funcionario.

El Ministro de Trabajo anunció que a través de la Dirección Nacional de Empleos de la institución, se realizará entre otras iniciativas, un relanzamiento conceptual del Proyecto Juventud y Empleo, el cual con 10 años de ejecución con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y del Banco Mundial (BM), procura abrir espacio dentro del sector laboral a los jóvenes dominicanos.

 

TRABAJO FORMAL E INFORMAL

 

Domínguez Brito destacó en otro orden que en el país existen 1.4 millones de personas que pertenecen al trabajo formal, cuando las estadísticas reflejan que más de 4 millones están potencialmente activas para trabajar formalmente y la gran mayoría de ellos se encuentran inmersos en lo que se denomina sistema informal, sin que éste último renglón signifique que esos trabajadores no estén realizando un trabajo digno.

Explicó que cuando los organismos internacionales se refieren al trabajo digno o decente, no implica que atente contra la moral de los trabajadores, sino que la dignidad radica en tener acceso a un sistema de Seguridad Social, a controles de higiene y seguridad dentro del área laboral, libertad sindical y a salarios que le permitan cumplir con sus necesidades básica.

Indicó además que pese a esa situación, la gran mayoría de las personas que laboran dentro  del denominado sector informal, están insertados en el sistema de Seguridad Social, partiendo del punto de vista de que en los últimos cuatro años se han logrado incorporar casi 4 millones 400 mil  personas vía el régimen contributivo, al tiempo de destacar que el país ocupa uno de los primeros lugares el América Latina en ampliar éste servicio.

“He dicho en reiteradas ocasiones que debemos revisar los procedimientos que tienen que agotar muchas personas que quieren registrar sus pequeños y medianos negocios y que la burocracia los lleva a abandonar el proceso. El Estado debe empezar a flexibilizar ciertas medidas en éstos casos de manera que podamos tener mayor cantidad de empresas insertadas en la legalidad, lo cual se reflejará en empleados que puedan tener acceso a una Seguridad Social así como a un fondo de pensiones”, expresó Domínguez Brito.