“Las últimas estadísticas hablan fuerte y desnudan una triste realidad que nos presenta un nuevo desafío: evitar que la pandemia arroje fuera de las aulas a nuestras niñas, adolescentes y mujeres”, deploró Germán.

PARÍS.- La ministra de Cultura, Milagros Germán, aseguró que es preciso promover una alianza profunda entre Educación y Cultura, fundamentada en una reestructuración de los programas educativos, no solo para invertir más, sino para invertir mejor en una educación de calidad.

En ese sentido, dijo que la República Dominicana trabaja en el establecimiento de alianzas estratégicas que buscan aprovechar el potencial técnico de la UNESCO para la construcción de vínculos de colaboración entre los programas de educación y gestión cultural.

“Las últimas estadísticas hablan fuerte y desnudan una triste realidad que nos presenta un nuevo desafío: evitar que la pandemia arroje fuera de las aulas a nuestras niñas, adolescentes y mujeres”, deploró Germán.

La funcionaria ofreció esta información en el discurso que pronunció ante la sesión plenaria de la 41.a Conferencia General de la UNESCO, escenario en el que también anunció que el país depositó los instrumentos de ratificación de la Convención sobre la Protección del Patrimonio Cultural Subacuático.

“Estamos confiados en que lograremos actualizar las normativas para una gestión más efectiva de nuestros bienes culturales subacuáticos”, manifestó Germán.

En su alocución, la funcionaria destacó las principales iniciativas puestas en marcha en el país con miras a alcanzar la recuperación del sector cultural, el cual se vio severamente afectado por la pandemia del covid-19.

Entre las acciones ejecutadas por el ministerio, Germán mencionó la creación del Gabinete de Economía Naranja, cuyo objetivo es fortalecer, regular y supervisar las instituciones que generan bienes y servicios culturales.

Asimismo, la ministra citó la promulgación de la Ley de Mecenazgo Cultural, calificándola como “un extraordinario instrumento, a través del cual se estableció un régimen de incentivos y acceso a microcréditos para la financiación de proyectos culturales”.