SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El ministro de Educación, licenciado Carlos Amarante Baret, juramentó hoy a los 18 nuevos directores regionales de Educación y a los 104 distritales, la mayoría promovidos o ratificados.

Amarante Baret  deseó éxitos y exhortó a los juramentados a cumplir con la Constitución de la República y a que luchen incansablemente para lograr una educación de calidad para los niños, niñas y adolescentes del país.

Les advirtió que conservarán sus puestos en base a su trabajo y capacidad. “Si cometen alguna acción por la que deban ser separados, esta decisión no se echará para atrás. El sistema sólo está comprometido con resultados, y si no dan resultados, el sistema prescindirá de él”.

Indicó que los nuevos designados, promovidos o ratificados deben cumplir con los planes y realizar las tareas que tiene el cargo y con las demás responsabilidades que se les asigne. “Ustedes y yo nos hemos montado en un tren que va en ruta y va rápido”, apuntó.

“Estamos iniciando una nueva etapa, porque ustedes son el equipo con el que vamos a trabajar y yo no quiero que ustedes fallen, porque todos estamos obligados a no fallarle al Señor Presidente de la República, quien desde su campaña decidió que la educación, como actividad transformadora del hombre, iba a ser el buque insigne de su gobierno y por eso debemos ser buenos colaboradores con el mandatario”, precisó Amarante Baret.

Al dirigirse a los juramentados, le manifestó que “ustedes tienen en sus manos las herramientas transformadoras de la educación, de cuyos males ustedes no tienen la culpa. Ustedes deben estar conscientes de la autoridad de la que están investidos, porque el principio de autoridad debe ser rescatado y se debe de hacer cumplir”.

Llamó a los nuevos directores regionales y distritales de Educación a que no se confabulen con las malas prácticas, sea de un amigo, un compañero, o un familiar, y a que sus acciones nunca pongan el sistema en riesgo.

En el acto estuvieron presentes, entre otros, los viceministros Luis Matos, quien dio la bienvenida a los juramentados; Luis de León, Antonio Peña Mirabal, y la Directora de Consultoría Jurídica, Teresita Bencosme.

A juicio del ministro de Educación, la escuela tiene que convertirse en el centro de la comunidad, con la que debe estar en permanente contacto para que se convierta en un mecanismo de fusión entre la familia y la comunidad.

Entiende que por eso se debe trabajar en el fortalecimiento de las asociaciones y sociedades de Amigos y Padres de la Escuela, porque “ustedes están colocados en el mismo centro de la historia de la educación dominicana. No lo desaprovechen”.

Entre los juramentados figuran Ramón Alberto López Inoa, Sixto Celestino Amador Espejo, Carlos Modesto Pérez Perdomo, Manuel Lora González, Claudio Ernesto Dotel Pina, Leónidas Iris del Carmen Rubio Féliz, Carlos Enio Félix Guevara, América Filomena Pérez Félix, Domingo Antonio Félix, Fátima Milagros Pérez, María Consolada Castillo Herrera, Federico Rafael León Oviedo, Rubén Darío Moreta Villegas, Guarionex Díaz de los Santos, Orlando Mateo Canario, Victor Mateo Rivas, entre otros.