Asegura alimentos se servirán a estudiantes en año escolar 2021-2022 tendrán más calidad.

SANTO DOMINGO. – El ministro de Educación, Roberto Fulcar, reconoció el trabajo que se realiza desde el Instituto Nacional de Bienestar Estudiantil (INABIE), en los procesos que viene desarrollando esa institución con miras al inicio del Año Escolar 2021-2022.

El funcionario valoró los esfuerzos realizados por el equipo de trabajo que lidera Cecilio Rodríguez, para montar procesos de compras con eficiencia y transparencia que han permitido que miles de pequeños empresarios que no tenían oportunidad puedan ofertar sus productos o servicios.

“Hay que destacar la eficiencia de los procesos, antes era que cada uno que quería ofertar llevaba un paquete de documentos de papeles en las manos, se lo entregaba a una persona que se lo entregaba a un tercero y a un cuarto y a un quinto, y ustedes saben cuándo se generan esos cuellos de botellas lo que significa y a qué conduce eso, ahora es todo virtual”, adujo.

El ministro de Educación, informó que en los actuales momentos se está licitando en el Instituto Nacional de Bienestar Estudiantil (INABIE), para contratar las cocinas que van a servir los alimentos en las escuelas.

“Para eso hemos hecho una georreferenciación de todas las escuelas de la República Dominicana y dónde están esos oferentes ofertando esos servicios para saber su impacto, para que cada cocina les sirva comida a las escuelas de su entorno, de tal manera que los alimentos lleguen caliente y conserven todas sus propiedades”, enfatizó.

Explicó que todo el proceso se realiza sin la necesidad de que el oferente tenga que llevar sus documentos de manera personal.

“Usted accede al sistema, es impersonal, nadie lo conoce, usted hace su aplicación, introduce sus documentos, dice dónde está su cocina, el director Cecilio Rodríguez ordena que vayan a supervisar si su cocina reúne las características para que pueda competir”, señaló.

Destacó que más de dos mil MiPymes se han inscritos para participar en el proceso de licitación, demostrando el efecto positivo que a través de esos concursos recibe la pequeña economía.

“¿Y tú sabes cuántas MiPymes sean inscritos para competir? Más de dos mil, porque eso tiene un impacto en la pequeña economía y en la economía local”, enfatizó.

Aclaró que una cocina de Villa Duarte no puede servirle alimentos a una escuela de Villa Altagracia.

Además, aseguró que los alimentos que serán servidos a los estudiantes de las escuelas públicas de todo el país durante el próximo año escolar, tendrán más calidad y contarán con los rubros necesarios para una correcta y sana alimentación de ese segmento poblacional.

El funcionario informó que, junto a organismos internacionales relacionados al tema de la salud y la alimentación están trabajando en los componentes de la canasta de los alimentos a partir del mapa de nutrición que establece las necesidades alimenticias de cada niño.

“Vamos a volver a los alimentos cocidos. ¿y qué es lo que estamos procurando? aportarles más calidad, hacer la canasta de los alimentos a partir del mapa de nutrición de la Organización Panamericana de la Salud y del Programa Mundial de Alimentos, para determinar la cantidad de nutrientes que necesita cada estudiante por nivel de edad y para determinar cuáles productos se los aportan”, explicó.

Dijo que ese trabajo que viene desarrollando el Ministerio de Educación tiene un segundo impacto extraordinario y es el que beneficia a la producción nacional, tanto en el sector agropecuario, ganadero como el lechero.

“Yo quiero que ustedes sepan que de todos los alimentos que servimos en el año escolar que ha terminado solo uno no era de producción dominicana que era la sardina porque no la tenemos en el país, después todos los productos son de producción nacional”, reveló.