El gobierno del presidente Luis Abinader no realizará inversiones en la construcción de plantas energéticas, sino que fomentará y respaldará posibles inversiones de la parte privada en el sector, reveló este jueves el ministro, ingeniero Antonio Almonte.

REDACCION.-El gobierno del presidente Luis

Abinader no realizará inversiones en la construcción de plantas energéticas,

sino que fomentará y respaldará posibles inversiones de la parte privada en el

sector, reveló este jueves el ministro, ingeniero Antonio Almonte.


Entrevistado por Ramón Núñez Ramírez

y Jacqueline Morel en el Telematutino 11, el ingeniero Almonte dijo que el

Gobierno invertirá “esfuerzo en la promoción y facilitar a los inversionistas

privados nacionales y extranjeros que quieran construir facilidades eléctricas

en el país; que le de fortaleza a la generación y por efecto garantice la

calidad y abundancia del servicio eléctrico”.


“Vamos a promover inmediatamente la

actualización de la Ley 57-07 y su reglamento que se refiere al incentivo en

inversión de fuentes renovables para la producción de energía e incorporar en

esa ley la nueva situación. La ley vigente es del 2007 y si hay un ámbito que

ha evolucionado mucho en el mundo, en términos de precio, de costos y de

eficiencia tecnológica son los proyectos relacionados con la oferta renovable,

eólica, solar y biomasa”, indicó el ministro Almonte.


Explicó que desde el sector se

impulsarán proyectos de inversión para el fortalecimiento de las redes de

transmisión y las subestaciones correspondientes.


“Porque si usted no tiene una sólida

red de transmisión, entonces usted va a tener limitaciones en cuanto a la

inversión de las energías renovables y también va a tener dificultades en

cuanto a la calidad y continuidad del servicio eléctrico que tiene que

evacuarse toda la energía desde la costa Este y Sur del país hacia toda la

isla”, expresó.


Insistió en que desde la gestión del

presidente Abinader “vamos a facilitar las inversiones que quiera hacer el

sector privado en proyectos,  que ya se

está hablando de gas natural para la expansión de la generación, en razón de

que, aunque hoy digamos tenemos una cantidad de megavatios que podrían

satisfacer la demanda, nosotros primero queremos seguir abaratando los costos

de generación y en segundo lugar, tenemos que confiar en que el país recuperará

su economía y esa recuperación económica significará un incremento de la

demanda”.


Dijo que no se puede esperar que

haya un déficit entre oferta y demanda de energía para empezar a construir  plantas.


 “El Estado no va a invertir en construcción de

plantas. El gobierno de Luis Abinader no va a invertir en una Punta Catalina

tres o dos, pero sí vamos a invertir esfuerzo en la promoción y facilitar a los

inversionistas privados nacionales y extranjeros que quieran construir

facilidades eléctricas en el país, que le de fortaleza a la generación y por

consecuencia garantice la calidad y abundancia del servicio eléctrico”,

precisó.


Fortalecer

la institucionalidad


En torno al tema minero, el ministro

Almonte dijo que para los primero 100 días de gestión del presidente Abinader

hay en carpeta varios proyectos relativos al fortalecimiento institucional del

ministerio y del sector.


“La institucionalidad para nosotros

es fundamental, y en ese sentido hay dos iniciativas que vamos a tomar: primero

tenemos una Ley de Minas del año 1971, la Ley 14-71, no tiene nada que ver con

relación a los avances del país y del mundo en materia de minería”, expresó.


Informó que existe un proyecto de

ley minera en el Congreso que fue sometido hace un par de años por parte del

ministerio de Energía y Minas y que tratarán de que sea el producto del

consenso de los actores y de los expertos sobre el tema.


 “Nosotros vamos a retomar la discusión sobre

esa ley minera, vamos a hacer las actualizaciones que correspondan mediante

consenso con las empresas y sectores de la sociedad en la República Dominicana.

Una actividad como la minería que tiene un peso extraordinario en el PIB, en

los ingresos de divisas, etc., es necesario se ejecute  de manera responsable a partir de un marco

jurídico actualizado, que garantice a las empresas, que resguarde los intereses

del Estado y que también respete los derechos e intereses de la sociedad y de

la comunidades”, señaló el ministro.