“La Autopista del Ámbar reviste especial importancia para estas dos importantes ciudades, lo mismo que para toda la región del Cibao, por ser una de las mayores productoras agrícolas y de productos de zonas francas del país”, destacó.

SANTIAGO. - El ministro de Obras Públicas, Deligne Ascención Burgos, aseguró que la Autopista del Ámbar, cuyo inicio para el proceso de construcción y levantamiento fue encabezado este sábado por el Presidente de la República, Luis Abinader, significa un cambio revolucionario en la comunicación vial entre la Costa Atlántica y el resto del Cibao.


Dijo que

esta vía representa el relanzamiento del desarrollo regional, ya que reduce en

tiempo y espacio las distancias entre importantes zonas productivas claves del

país, y además que provocará una transformación económica, garantizará mayor

seguridad, impactando directa e indirectamente a casi todos los sectores de la

región.


Al hablar

en un acto celebrado en la Gobernación Provincial de Santiago, Ascención Burgos

dijo que a través de esta vía, de una longitud de 35 kilómetros, el recorrido

Santiago-Puerto Plata se hará en tan solo 30 minutos, y de Santo Domingo a

Puerto Plata en dos horas.


Destacó

asimismo que la nueva vía será clave para permitir un notable cambio en el

posicionamiento de la Costa Atlántica, aportándole un mayor potencial como un

polo turístico pujante.


“La

Autopista del Ámbar reviste especial importancia para estas dos importantes

ciudades, lo mismo que para toda la región del Cibao, por ser una de las

mayores productoras agrícolas y de productos de zonas francas del país”,

destacó.


Explicó que

la misma aporta grandes ventajas para la exportación de los productos

tradicionalmente de las provincias del Cibao, ya que se realiza por los puertos

ubicados en el litoral sur del país, debiendo recorrer grandes distancias,

afectando significativamente sus costos, a pesar de tener el puerto de Puerto

Plata a una distancia menor.


Asimismo,

el funcionario dio garantías que el acercamiento de la costa atlántica a la

ciudad de Santiago contribuirá con un incremento de la cantidad de vuelos

comerciales disponibles, y un aumento en la competencia entre aeropuertos,

mejorando las condiciones para los turistas.


Asimismo,

se incrementará la oferta de actividades y viajes de turistas de cruceros y

hoteles hacia la ciudad de Santiago y otros puntos turísticos.


“En adición

a estos impactos directos, el proyecto generará una gran cantidad de beneficios

colaterales, tales como, el aumento considerable de empleos y dinamización de

la construcción, provocando el desarrollo turístico, comercial e inmobiliario

de la zona”, afirmó.


El proyecto

vial contará con las siguientes características: longitud aproximada de 35

kilómetros; cuatro carriles (dos en cada sentido de dirección); paseos de

seguridad en cada sentido; separación de vías con muros tipo “New Jersey” con

barandas laterales de protección.


La vía

inicia en la Circunvalación de Santiago y se extiende hasta a carretera troncal

número 5, entre Puerto Plata y el aeropuerto Gregorio Luperón.


El proyecto

se ejecutará bajo la modalidad de asociación público-privada (APP), donde se

permitirá al sector privado aportar su capacidad de innovación, emprendimiento

y capacidad financiera, para desarrollar un proyecto en un menor tiempo y

presupuesto, a la vez que se garantice una estructura de mantenimiento y

operación de la vía durante toda su vida útil.