Afirma que esa función reposará en la Dirección General de Persecución, por ser el órgano que coordina y supervisa a las procuradurías especializadas del Ministerio Público, conforme al artículo 53 de su ley orgánica.

SANTO DOMINGO. -  La magistrada Miriam Germán Brito levantó este martes 29 de junio un acta en la que deja constancia de su inhibición para conocer el proceso puesto en marcha por los órganos de persecución contra el exprocurador general Jean Alain Rodríguez, esto, con la finalidad de evitar malas interpretaciones en el proceso judicial, según afirma.

German Brito empezó a tramitar su inhibición para el caso que se deriva de la Operación Medusa, la cual deberá ser conocida por el Consejo Superior del Ministerio Público.

“Por este medio hago formal inhibición a conocer cualquier investigación que involucre al señor Jean Alain Rodríguez”, afirma.

Agrega que su decisión busca que acciones que tuvo Rodríguez en el pasado respecto a su persona “no den lugar a que se quiera atribuir alguna malquerencia o predisposición” contra el imputado, “razones más que suficientes para sustentar mi inhibición”.

En ese contexto, plantea que cualquier medida interna que deba ser manejada para el control de las actuaciones de la procuraduría especializada a cargo de la citada investigación corresponderá a la Dirección General de Persecución del Ministerio Público.

Afirma que esa función reposará en la Dirección General de Persecución, por ser el órgano que coordina y supervisa a las procuradurías especializadas del Ministerio Público, conforme al artículo 53 de su ley orgánica.

Eventualmente, cualquier asunto relativo al caso en el que la magistrada se inhibe deberá ser conocido por el primer sustituto de la Procuradora General, designado conforme al artículo 30.2 de la Ley 133-11, del 9 de junio de 2011.

Además de la procuradora general Germán Brito, la carta está firmada por la secretaria general del Ministerio Público, Gladys Sánchez Richiez.