El arzobispo emérito de la Arquidiócesis de Santiago de los Caballeros, monseñor Benito de la Rosa y Carpio calificó alarmante las estadísticas de feminicidios que registra el país incluyendo donde el agresor mata a sus hijos y luego se suicida.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El arzobispo emérito de la Arquidiócesis de Santiago de los Caballeros, monseñor Benito de la Rosa y Carpio calificó alarmante las estadísticas de feminicidios que registra el país incluyendo donde el agresor mata a sus hijos y luego se suicida.

El religioso católico atribuyó el flagelo a la desintegración familiar donde se utiliza la violencia como recurso para dirimir los conflictos.

De la Rosa y Carpio habló previo a participar en un encuentro con más de cien jóvenes de 16 países para organizar el turismo religioso cultural, cuya ruta ya está diseñada