''Nos reunimos en los templos, celebramos, pero no podemos quedarnos ahí. Tenemos que salir de misión, tenemos que ir a los campos, a los pueblos, a los barrios a llevar el mensaje''

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Al oficiar su primera misa ordinaria al mediodía de ayer en la Catedral Primada de América como nuevo arzobispo de Santo Domingo, monseñor Francisco Ozoria llamó a la Iglesia a salir a las calles a llevar el mensaje.

''Nos reunimos en los templos, celebramos, pero no podemos quedarnos ahí. Tenemos que salir de misión, tenemos que ir a los campos, a los pueblos, a los barrios a llevar el mensaje'', resaltó monseñor Ozoria, quien llega a la Arquidiócesis en sucesión del cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez.

Ozoria tomó posesión como arzobispo el pasado sábado, y enfatizó que no será indiferente a la desigualdad, la injusticia y otros problemas sociales.

''Vengo a dar mi vida por ustedes, los del centro y los de la periferia, a los de las altas torres y a los de los barrios, los del campo y los de la ciudad, los creyentes y los no creyentes, los que tienen poder y los débiles, los que disponen de recursos y los que carecen de ellos'', dijo al tiempo que aseguró que no dejará solos a los pobres.

El nuevo arzobispo emitió varios decretos en los que nombró a su equipo de trabajo en la arquidiócesis de Santo Domingo, entre éstos el revendo padre Daniel Lorenzo Vargas como vicario episcopal, Gerardo Bonelly Canciller Secretario, entre otros.