SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Una parte de la avenida Padre Castellanos, así como varias calles del Ensanche Espaillat, fueron ocupadas este lunes por una caminata en contra de la violencia y los delitos que amenazan a la familia dominicana.

En la marcha organizada por la Junta de Desarrollo Gualey se puntualizó que situaciones como los 226 feminicidios que enlutaron la sociedad el año pasado no deben repetirse jamás.

La actividad inició y concluyó en la sede de la Junta. Fue respaldada por estudiantes, amas de casa y representantes de los sectores de barriadas como Gualey y el Ensanche Espaillat.