Más de cien viviendas de la Lila en Los Tres Brazos podrían resultar afectadas con la crecida de las aguas del río Ozama por los efectos de la tormenta Isaías. Las aguas del afluente ya han penetrado algunas casas, cuyos propietarios se recisten a abandonarlas por temor al robo de sus ajuares.

REDACCION.-Más de cien viviendas de la Lila en Los Tres Brazos podrían resultar afectadas con la crecida de las aguas del río Ozama por los efectos de la tormenta Isaías. Las aguas del afluente ya han penetrado algunas casas, cuyos propietarios se recisten a abandonarlas por temor al robo de sus ajuares.