Comerciantes y residentes del sector El Libertador en Herrera aseguran que, pese al patrullaje policial, los atracos no han cedido. 

Por Gabriela Andújar

SANTO DOMINGO.- Pese al aumento de patrullajes policiales para combatir la delincuencia en los últimos días, residentes de distintos barrios del Gran Santo Domingo insisten que desde la flexibilización del toque de queda, la inseguridad se ha incrementado y piden medidas adicionales para evitar los atracos.

Así manifiesta su temor María García, residente del barrio El Libertador de Herrera, quien asegura haber sido víctima en más de una ocasión de la delincuencia en esa zona.

García, madre de dos niños de 8 y 9 años, narra cómo se vio obligada a cerrar el negocio de venta de recargas y paletas que tenía en su residencia y buscar un trabajo en otra parte, para de esa forma evitar otro atraco dentro de su hogar, poniendo en riesgo la seguridad de sus hijos.

Al igual que García, otros comerciantes y residentes del sector aseguran que, pese al patrullaje policial, los atracos no han cedido.

Al insistir que el número de atracos ha descendido, el director de la Policía, Edward Sánchez, adelantó esta semana que la institución incluirá más vehículos y equipos tecnológicos para el patrullaje.

Además de haber aumentado la cantidad de patrullas motorizadas y el incremento de los agentes policiales, los ciudadanos exigen a las autoridades que una vez detengan a los delincuentes, las consecuencias sean más severas y así lo piensen y se limiten antes de volver a delinquir.