Manifestó que la recusación es una táctica vieja y obsoleta, y no tiene fundamentos legales.

SANTIAGO.- Tras la recusación a la jueza Iris Borges que conocería las medidas de coerción contra 23 de los imputados en el caso Falcón, el Ministerio Público aseguró que eso no va a determinar su labor de investigación que realizan para apresar y someter a la justicia a todos los implicados en la presunta red de narcotráfico y lavado de activos.

A su salida de la audiencia, la directora de Persecución, Yeni Berenice Reynoso, dijo que no están sorprendidos por lo sucedido, tras considerar que no es atípico que el crimen organizado ataque a los jueces.

Manifestó que la recusación es una táctica vieja y obsoleta, y no tiene fundamentos legales.

"Pero mientras la defensa sigue recusando, el Ministerio Público ha allanado, buscando más evidencias, ocupando más bienes", indicó.

Respecto a los operativos desplegados este miércoles en la provincia, Reynoso aseguró que recopilaron evidencias que vinculan a otras personas y que amplían de manera fundamental las investigaciones.