La fiscal Mirna Ortiz, explicó que se dificulta lograr esta identificación, o hacerse con las pruebas necesarias para procesarle, debido a que no se involucran de forma directa en las actividades ilícitas.

SANTO DOMINGO.- En el caso Antipulpo, que involucra a familiares y funcionarios cercanos al expresidente Danilo Medina, al Ministerio Público le ha tomado tiempo establecer con pruebas quién era la cabeza de la estructura.

La fiscal Mirna Ortiz, explicó que se dificulta lograr esta identificación, o hacerse con las pruebas necesarias para procesarle, debido a que no se involucran de forma directa en las actividades ilícitas.

“Establecer que había una mano poderosa por encima de esta organización requiere elementos de prueba muy específicos, porque tal y como se trata en los casos de sicariato es muy difícil tú probar la autoría intelectual”, dijo Ortiz en El Despertador de Noticias SIN.

Agregó que “esta mano que mueve los hilos generalmente no participa de manera directa en la operación de modo que llegar hasta ella toma un poquito más de tiempo pero tengan la certeza de que estamos investigando”.

Entrevista central: