Aunque aclaró que de forma directa Reynoso no recibió amenazas, dijo que quienes sí han sido amenazados son los agentes de custodia asignados a los 150 bienes incautados como parte de la Operación Coral.

SANTO DOMINGO.- El Ministerio Público confirmó hoy que son ciertas las revelaciones sobre seguimiento y posibles intenciones de atentar contra la magistrada Yeni Berenice Reynoso, por lo que desarrollan una investigación y han tomado medidas de seguridad para garantizar su integridad y la de su familia.

Mirna Ortiz, de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca), detalló que ciertamente Reynoso era objeto de seguimiento, que se fotografió su casa, sus vehículos y los lugares que ella frecuentaba, por lo que actualmente se hacen"entrevistas, desplazamiento a lugares, investigación electrónica y demás para determinar si efectivamente se trató de un seguimiento, quién ordenó este seguimiento y cuál era el objeto final de este seguimiento".

Dijo que esta situación “ha llevado al Ministerio Público a tomar las medidas de seguridad para evitar cualquier situación que pudiera afectar tanto a nosotros como nuestras familias y el desarrollo mismo de las investigaciones”.

Aunque aclaró que de forma directa Reynoso no recibió amenazas, dijo que quienes sí han sido amenazados son los agentes de custodia asignados a los 150 bienes incautados como parte de la Operación Coral.

“Amenazas de manera directa han recibido nuestros encargados de bienes incautados que son las personas que se trasladan a los lugares que son objeto de incautación por parte del Ministerio Público”, dijo en El Despertador.

Estas amenazas vendrían de militares que responden al mayor general Adán Cáceres, principal imputado de la Operación Coral, quien actualmente es un militar activo.

“Estas personas que obedecen estas órdenes pues han querido amedrentar a parte de los miembros del Ministerio Público”, dijo.