El imputado ha dicho que no incurrió en ningún ilícito y que su patrimonio es fruto de su trabajo.

SANTO DOMINGO.- La defensa de Tommy Galán manifestó que el Ministerio Público incurrió en pruebas ilegales en contra del imputado en el Caso Odebrecht.

Indicó que en el órgano persecutor existe una crisis de identidad y que se ha comportado como un "bombero de la política".

Mientras que el acusado pide su absolución alegando que el Ministerio Publico no ha podido demostrar que fue soborno por la empresa constructora brasileña para la adjudicación de contratos.

Contra Galán, los fiscales de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca) solicitaron que se le imponga cinco años de prisión.

Está acusado de soborno, lavados de activos y enriquecimiento ilícito, acusación que tratarán, por última vez, de desmontar frente a las juezas Giselle Méndez, Tania Yunes y Jissel Naranjo, del Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional, en busca de que no dicten en su contra una sentencia condenatoria y ordene el decomiso de bienes y cuentas bancarias, como solicitó la Pepca.

El imputado ha dicho que no incurrió en ningún ilícito y que su patrimonio es fruto de su trabajo.