Asesinato, actos de barbarie, incendio y sustracción de menor de edad, son los delitos que le imputa el Ministerio Público a Kenia Martínez, quien se rehusó a dar declaraciones.

SANTO DOMINGO.- Un año de prisión preventiva le fue dictada a Kenia Martínez Lara, acusada de quemar a su hija de 22 años y de sustraer a su nieta de tan solo 18 días de nacida, en un hecho ocurrido el pasado martes en Alma Rosa II, Santo Domingo Este.

Bajo los cargos de asesinato, actos de barbarie, incendio y sustracción de menor de edad, el juez de la Oficina de Atención Permanente de la provincia Santo Domingo, Bernardo Colin, decidió enviar a Martínez  al Centro de Corrección y Rehabilitación Najayo Mujeres.

Según una fuente oficial, estando frente al tribunal la imputada se declaró inocente y aseguró que no había tenido ningún tipo de discusión con su hija Estephany García Martínez, como señala en la solicitud de medida de coerción el Ministerio Público.

Sin embargo, de acuerdo al órgano persecutor, Kenia Martínez había confesado que cometió el hecho, lanzándole una sustancia que inmovilizó a su hija, posteriormente procedió a quemarla y se llevó a su nieta recién nacida como presuntamente se observa en este video captado por cámaras de seguridad ubicadas en Alma Rosa II.

En principio también fue arrestado el novio de la víctima para fines de investigación pero posteriormente fue dejado en libertad porque supuestamente no se encontraron evidencias de que haya participado en el crimen.