Manifestaron que su cliente no ostentan riqueza alguna, son simple empresarios dedicados al expendio de bebidas alcohólicas a través de una tienda de licores y agencias de cambio.

SAN CRISTÓBAL.- Abogados de la parte defensora en la Operación Larva, aseguraron este sábado que el Ministerio Público busca vincular a sus defendidos a un alijo de droga ocupado en 2020 en Nigua, Sin Cristóbal, como una forma de saciar la sed de justicia que tiene la población dominicana y tratar de llamar la atención con personas comunes y corrientes.

Jerry Castro, Javier Ulloa, y Kelvin Franco, representantes legales de Luis Jiménez, uno de los 14 implicados en el caso, aseguraron que el Ministerio Público quiere involucrar a su cliente con los supuestos cabecillas que encabezan la red de narcotráfico y lavado de activos, sin embargo, no poseen elementos de prueba con lo que puedan probar la acusación.

“Si bien es cierto le han solicitado la medida de coerción juntos no tiene ninguna vinculación con los 18 que hay o con los tres primeros, el señor no han podido establecer ni vía telemática, telefónica de manera presencial ningún vínculo”, señalaron.

Manifestaron que su cliente no ostenta riqueza alguna, es un simple empresario dedicado al expendio de bebidas alcohólicas a través de una tienda de licores.

En tanto, la abogada Basilia Rodríguez, representante de Ramón Eduardo Piña, sostuvo que su defendido es un negociante que se debida al cambio de divisas y que no tiene ninguna vinculación con el caso, al tiempo que resaltó que sus bienes y recursos económico son el fruto de su trabajo lícito y una herencia.