La audiciencia del conocimiento de la medida de coerción fue fijada para mañana lunes 22 de agosto a las nueve de la mañana.

SANTO DOMINGO.- El Ministerio Público depositó ante el Juzgado de Atención Permanente del Distrito Nacional la solicitud de medidas de coerción contra el vicealmirante Félix Alburquerque Comprés, acusado de matar a balazos al ex animador del equipo de Los Leones del Escogido, Manuel Tavares Duncan, la madrugada del pasado viernes en un confuso incidente en un centro de comida rápida ubicado en la avenida Rómulo Betancour esquina Núñez de Cáceres.

El expediente fue depositado cerca de las tres de la tarde por el fiscal adjunto Vladimir Vilorio ante el tribunal, que fijó para este lunes a partir de las nueve de la mañana el conocimiento de la medida cautela contra el oficial militar retirado.

Albulquerque se entregó a la justicia en horas de la noche del pasado viernes y desde ese día se encuentra detenido en las celda del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva.

De acuerdo al informe preliminar de la Policía Nacional, el incidente inició por una discusión entre ambos mientras se encontraban en parqueo del establecimiento Rico Hot Dog, ubicado en la avenida Núñez de Cáceres esquina Rómulo Betancourt.

Duncan llegó al establecimiento de comida rápida en compañía de un amigo, luego de haber cerrado un negocio de su propiedad, donde se produjo una discusión con Alburquerque Comprés, alegadamente porque el hoy occiso pensó que su agresor se estaba riendo de él luego de que le cayera cátchup en su camisa.

En un video que llegó a esta redacción se observa el momento en el que el comunicador Manuel Duncan se esconde a fin de sorprender a Alburquerque, quien lo perseguía con un arma de fuego.

En el instante que el exdirector de la DNCD llega donde está Duncan, éste se le lanza encima, pero falla en el intento. Mientras, su verdugo fue más rápido con el gatillo de su arma y le disparó antes.

De acuerdo con las imágenes, no se conforma con haber acertado en el tiro, sino que le propina otro disparo a la víctima antes de huir del lugar.

El vocero de la Policía, Diego Pesqueira, explicó que el comunicador y su matador llegaron al lugar casi al mismo tiempo.