La solicitud de coerción afirma además que, pese a que un médico atendió a Báez luego de la primera golpiza, los agentes lo devolvieron a una celda, no lo aplicaron los medicamento sy nuevamente lo golpearon.

Por Sandy Cuevas 

SANTO DOMINGO.- El Ministerio Público solicitará prisión preventiva para tres agentes policiales implicados en la detención y golpiza que llevaron a la muerte al barbero Richard Báez a principios de abril en Santiago, cuyo deceso ha sido uno de los factores que incrementan la indignación popular contra la institución del orden.

Además, la Comisión Nacional de Derechos Humanos se querellará contra los policías.

La Fiscalía indica, con base en sus investigaciones, que los tres agentes detuvieron el 21 de marzo a Báez y mientras el joven peluquero denunciaba que los policías le habían robado 30 mil pesos, lo detuvieron y le propinaron los golpes que días después el provocaron la muerte.

Los familiares coinciden con el Ministerio Público al afirmar que Báez fue perseguido hasta su casa y que recibió múltiples golpes cuando intentaba alcanzar la puerta de la vivienda, mientras gritaba y pedía auxilio a su padre para tratar de salvar su vida ante el ataque de los agentes.

Los implicados son el capitán Manolo Aquino, encargado de la Dirección Central de Investigaciones Criminales, en Cienfuegos; el primer teniente Manuel de Jesús de la Cruz y el segundo teniente Vladimir Joel Jerez Suárez, enfrentan cargos criminales por la muerte a golpes del barbero Richard Rafael Báez.

La solicitud de coerción afirma además que, pese a que un médico atendió a Báez luego de la primera golpiza, los agentes lo devolvieron a una celda, no lo aplicaron los medicamento sy nuevamente lo golpearon.

Según la solicitud de medidas de coerción, los tres agentes incurrieron en asociación de malhechores, homicidio y robo.