Este miércoles el organismo señaló que fueron realizadas unas 60 muestras, de las cuales 58 dieron positivos al virus, en tanto en el recinto penitenciario Anamuya de 426 muestras procesadas 68 reclusos dieron positivos.

SANTO DO'MINGO.- Las autoridades de salud diseñan operativos para tratar de impedir que los brotes del coronavirus detectados en al menos un batey y en la cárcel de Anamuya, en la provincia La Altagracia, se propaguen a otras zonas e incluso a las áreas turísticas. 


Este miércoles el organismo señaló, que fueron realizadas unas 60 muestras, de las cuales 58 dieron positivos al virus, en tanto en el recinto penitenciario Anamuya de 426 muestras procesadas 68 reclusos dieron positivos.


El director general de Epidemiología, Ronald Skewes, sostuvo que el primer brote generado en el batey La Ceiba, se debió a que haitianos operaban en una gallera “y no tomaron ninguna medida de precaución”.


Manifestó que las autoridades de Salud de La Altagracia están tomando las medidas de lugar sobre la situación, y luego del cerco sanitario, controlar la situación y evitar que las personas afectadas puedan trasladarse a otros lugares y llevar el virus.


Con relación al brote producido en la cárcel de Anamuya, en Higüey, sostuvo que no existe riesgo de que el virus salga, debido a que los infectados están privados de libertad.


La rueda de prensa fue encabezada por Ivelisse Acosta, viceministra de Salud Colectiva, y los doctores Eddy Pérez Then, asesor especial del Ministerio para la respuesta del COVID-19 y Ronald Skewes, quienes dijeron que el Ministerio de Salud mantendrá a la población informada sobre la situación de rebrotes en la provincia La Altagracia y otras localidades del país.


Medicamentos de Alto Costo


La viceministra de Salud Colectica, doctora Ivelisse Acosta garantizó que las autoridades de salud están trabajando arduamente para garantizar que los pacientes que requieren de medicamentos de alto costo los reciban sin ningunas dificultad.


Sostuvo que se busca evitar la burocracia en los procesos de compras y contrataciones, ya que los medicamentos de alto costo, son de urgencia y deben suministrarse a tiempo a las personas con enfermedades complejas.


La doctora Acosta dijo que las dificultades presentadas por algunas personas para recibir ese medicamento se debe además a la situación por la COVID-19, pero inmediatamente se resuelva el problema de las licitaciones y se libere el proceso de compra, se comenzará la entrega.