Los fiscales que llevan el caso han dicho que con este deceso se complica la situación procesal de Dickson, ya que lo podrían acusar de asesinato.

SANTO DOMINGO.-  Tras varios días debatiéndose entre la vida y la muerte en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Doctor Darío Contreras, falleció la trabajadora sexual que fue atacada por un cliente que se negó a pagar por sus servicios.

La joven fue declarada muerta la noche del martes, horas después de que su agresor fuera enviado a la cárcel de Najayo por tres meses de prisión preventiva.

De acuerdo con el Ministerio Público, luego de obtener los servicios de sus víctimas, cuyos nombres se omiten para proteger su identidad, el imputado Dickson José Rivas alegó que su cuenta estaba bloqueada y las llevó a su apartamento a esperar el desbloqueo y luego el encartado aprovechó que una de ellas entró al baño para herir a la otra en el rostro, con un arma blanca.

Luego fue por la otra, la tiró en la cama e intentó estrangularla. En ese momento, el agresor se movió en busca del arma blanca y la mujer logró regresar al baño, donde se encerró a gritar por auxilio.

Al ser descubierto, el agresor intentó emprender la huida, pero fue retenido por los vecinos que llamaron al Sistema de Emergencias 9-1-1 y arrestado por agentes de la Policía Nacional.

Los fiscales que llevan el caso han dicho que con este deceso se complica la situación procesal de Dickson, ya que lo podrían acusar de asesinato.