El homicidio ocurrió durante una jornada laboral en la que Orlando Jorge Mera sostenía reuniones rutinarias.

SANTO DOMINGO.- La muerte a balazos del ministro de Medio Ambiente, Orlando Jorge Mera, en su despacho a manos de unos de sus amigos de la infancia, Miguel Cruz, conmocionó al país, al sector político y a las autoridades.

El presidente Luis Abinader, quien fue su compañero de colegio y con quien compartía una amistad de años, decretó tres días de duelo oficial a partir de este martes y ante la tragedia suspendió el viaje que emprendería ese martes a California para participar en la novena Cumbre de las Américas.

El atacante se entregó al Ministerio Público en una iglesia católica, donde se recluyó luego de disparar en siete ocasiones contra el ministro.

Diversos sectores han mostrado su conmoción.

El homicidio ocurrió durante una jornada laboral en la que Orlando Jorge Mera sostenía reuniones rutinarias, como todos los lunes, con su equipo de trabajo.

Jorge Mera incluso tenía previsto reunirse al mediodía con la alcaldesa del Distrito Nacional, Carolina Mejía.

Una serie de disparos, sin embargo, acabó sólo unos minutos después del mediodía con la tranquilidad de la jornada y de inmediato comenzaron los gritos entre empleados del Ministerio que intentaban salir del inmueble.