SANTO DOMINGO, República Dominicana.-Las muertes por encargo y el incremento de asesinatos en las últimas semanas en el país han llenado de preocupación a la Iglesia Católica y a la propia Policía Nacional, que exige mayores castigos en los tribunales.

Ese tipo de crímenes ha resurgido en República Dominicana, según el Arzobispo Metropolitano de Santo Domingo.

Nicolás de Jesús Cardenal López Rodríguez dijo que esa situación provoca preocupación tanto en la Iglesia como en la sociedad.

Recordó el caso del venezolano Rafael Mauricio Verdejas Vargas, quien murió a tiros en el restaurante Casa Mencía del hotel BQ, en la avenida Sarasota, de esta capital.

Mientras que el jefe de la Policía, mayor general José Armando Polanco Gómez, informó que avanzan las investigaciones en torno al asesinato del venezolano y otros hechos de sangre ocurridos en los últimos días.

Unas 122 personas han perdido la vida  en actos de violencia y  delincuencia registrados en distintos puntos del país en las últimas seis semanas.

La mayoría de las víctimas son menores de 30 años de edad.