Durante este fin de semana una madre y dos hijas cayeron abatidas por la expareja de una de las víctimas en los alcarrizos.

Por Carolina Oleaga

SANTO DOMINGO.- La muerte de al menos cinco mujeres víctimas de violencia de género durante este fin de semana abre nueva vez el debate entre las feministas sobre la necesidad de que el estado cree políticas públicas eficientes para prevenir y detener estos tipos de crímenes.

Al calificar de alarmante los ataques contra varias mujeres durante la jornada del fin de semana, la directora del Instituto de Género y Familia de la UASD manifestó que es momento que el país cuente con las herramientas legales que permitan la prevención y seguimiento a las víctimas de violencia de género.

Virtudes de la Rosa señaló al Congreso Nacional de ser el responsable de que más mujeres continúen siendo asesinadas por sus parejas o exparejas.

Por su lado, la Fundación Gestión Municipal Feminina manifestó que es necesario que desde el estado se creen políticas públicas efectivas apoyadas en la educación, orientación y reforzamiento de la justicia para que más mujeres no pierdan la vida de forma violenta.

De acuerdo con Graciela de la Cruz, presidenta del Centro Mujer para frenar los hechos violentos en contra de las mujeres se necesita de voluntad política, al tiempo que llamó las autoridades a declarar un estado de emergencia por los recientes crímenes.

Durante este fin de semana una madre y dos hijas cayeron abatidas por la expareja de una de las víctimas en los alcarrizos.

En Samaná un hombre mató a su pareja de 70 años, mientras que en Moca luego de estar ingresada una joven de 19 años falleció como consecuencia de las heridas que le provocó su pareja.