SAN CRISTÓBAL, República Dominicana.- Una mujer y su hija de tres años resultaron con quemaduras de segundo grado tras un vecino incendiar la habitación donde dormía en el refugio Alfa Uno,  antigua Marina, en San Cristóbal.

Tras años soñando con adquirir una vivienda, obtenerla resultó ser una pesadilla para María Nina y su hija Kismel Heredia, quienes viven en carne propia la supuesta venganza de sus vecinos.

[flashvideo file=http://www.noticiassin.com/wp-content/uploads/2012/07/QUEMADAS-HIST-NV.flv /]

Ver en dispositivo moviles

El motivo parece ser la repartición de ocho apartamentos del Gobierno para 24 familias en el refugio La Marina.

Mientras los que resultaron elegidos para habitar las viviendas construidas por el Gobierno piden se agilice la reubicación, la familia Heredia permanece dividida en casas de parientes y amigos.