El amor al trabajo no tiene género ni edad, ni dificultad alguna cuando se quiere. Así lo demuestran las presidentas de varias asociaciones que agrupan mujeres dedicadas a la agricultura en Elías Piña.

República Dominicana.- El amor al trabajo no tiene género ni edad, ni dificultad alguna cuando se quiere.

Así lo demuestran las presidentas de varias asociaciones que agrupan mujeres dedicadas a la agricultura en Elías Piña.

En su mayoría son mujeres de la tercera edad, algunas pasan los 70 años. Pese a esto no les tiembla el pulso cuando de trabajo se trata y lideran agrupaciones de féminas dedicadas a trabajar la tierra.

Los días para ellas se vuelven cortos; con evidente entusiasmo recogen los frutos que meses atrás visualizaron, usando las herramientas con las que trabajan la tierra, tarea que conjugan con las labores del hogar, ya que en su mayoría son madres de más de una decena de hijos.

En zonas remotas del sur, en el municipio de Hondo Valle en Elías Piña, se ubican sus parcelas, sembradas en mayor parte de café, cultivo que combinan con otros frutos.

Obviamente por su edad estas ejemplares guerreras ya dicen sentir achaques que limitan su desempeño, pero esto no las detiene, ni les quita el mérito de ser la inspiración para las nuevas generaciones que florecen en el lugar. Al igual que ellas,  desde temprana edad se inician en los trabajos del campo.

Y aunque cuentan con la colaboración de un proyecto que a dos años desarrolla en el lugar la Unión Europea, aseguran que si tuvieran más recursos fueran comerciantes a gran escala.