SANTO DOMINGO, República Dominicana.-  En el Congreso como cada martes un grupo de feministas se concentraron frente al congreso Nacional para pedir a los legisladores despenalizar en el código penal la interrupción del embarazo en situaciones extremas.

Allí las féminas declararon a las iglesias y al Senado como dos enemigos de los derechos de la mujer.

Advirtieron que cada martes se mantendrán frente a poder legislativo hasta lograr sus objetivos.