El alcalde de Dajabón, Santiago Riverón, afirmó que no permitirán presiones de los extranjeros y que las reglas deben ser respetadas.

REPÚBLICA DOMINICANA.- Una multitud bloquea este viernes con camiones y motocicletas el puente de la localidad haitiana de Juana Méndez que da acceso al paso fronterizo de Dajabón (noroeste de República Dominicana), en demanda de que se les permita acceder a este país para abastecerse de combustible sin restricciones.

Las autoridades haitianas, que mantienen cerrado el portón del paso fronterizo por segundo día consecutivo, realizaron disparos al aire para dispersar a los congregados, sin que hasta el momento se hayan reportado heridos.

Parte de la multitud salió corriendo despavorida, mientras que un pequeño grupo respondió a los uniformados lanzándoles piedras, en la segunda jornada en la que se producen momentos de tensión por el cierre del portón del lado haitiano.

Ante la escasez de combustible que sufre Haití como consecuencia del bloqueo de la principal terminal petrolera de Puerto Príncipe por parte de bandas armadas, los ciudadanos haitianos buscan abastecerse de carburante en territorio de República Dominicana sin observar las medidas adoptadas por las autoridades del país.

Una fuente del Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes (MICM), que regula la venta de combustibles en República Dominicana, informó a EFE de que el malestar surgió después de que establecieran que solo se iba a permitir la entrada de treinta motocicletas de manera simultánea a Dajabón para abastecerse de gasolina.

Uno de los manifestantes, quien se identificó como Rodrigo Pierre, advirtió de que no dejarán a ninguno de sus compatriotas entrar a territorio dominicano hasta que las autoridades se comprometan a darles facilidades para repostar, aunque sí permiten el paso de ciudadanos dominicanos desde Juana Méndez (Wanament, en creole).

Mientras, el alcalde de Dajabón, Santiago Riverón, afirmó que no permitirán presiones de los extranjeros y que las reglas deben ser respetadas.

Tras las protestas, la vigilancia en la parte dominicana fue reforzada por efectivos del Cuerpo Especializado en Seguridad Fronteriza Terrestre y del Ejército y el ministro de Defensa de República Dominicana, teniente general Carlos Luciano Díaz Morfa, visitó la zona.

Por parte haitiana, se inició un proceso de diálogo, encabezado por el cónsul en Dajabón Francois Guirer, con los manifestantes a fin de que desistan del bloqueo.

El cierre de la frontera ha afectado el desarrollo del mercado binacional que funciona en Dajabón, lo que genera pérdidas millonarias a los comerciantes dominicanos en concepto de ventas de pastas, plátanos, huevos, pollo, embutidos y otros artículos.

Las actividades en Haití están prácticamente bloqueadas a causa de la falta de combustible, que ha provocado el cierre de comercios, instituciones e incluso hospitales que dependen de los carburantes para tener energía eléctrica, mientras las bandas mantienen el control de la terminal petrolera y hacen cundir el terror entre la población.

Este viernes, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó por unanimidad la imposición de sanciones y el embargo de armas a grupos armados de Haití que controlan grandes zonas, incluidas importantes infraestructuras y vías de comunicación en un país ahora afectado también por el cólera.