Entre llantos, tantos familiares de Daniel Guerrero cuentan que era una persona trabajadora y tranquila.

SANTO DOMINGO.- "Nadie como Jehová", así dice la casa o el lugar de trabajo del ebanista Daniel Guerrero, quien fue asesinado alrededor de las 12:30 de la noche, luego de asesinar a varias personas e hiriera al menos siete agentes de la Policía Nacional. El hecho ocurrió en Guaymate, provincia La Romana.

Familiares de Guerrero indicaron que los fallecidos le robaban regularmente sus equipos de trabajos de ebanistería.

Entre llantos, tantos familiares de Daniel Guerrero cuentan que era una persona trabajadora y tranquila, y se dejó llevar por irá e impotencia al no recibir respuestas de las autoridades cuando alegadamente denunció los supuestos robos.