El temor a efectos secundarios ha impedido que residentes de los barrios del Gran Santo Domingo que se dedican al trabajo informal acudan por la primera dosis de la vacuna contra el COVID

SANTO DOMINGO.- A sólo dos semanas de que las autoridades comiencen a evaluar las provincias en donde levantarán completamente el toque de queda, la negativa a vacunarse de mucha gente impedirá que el Gran Santo Domingo logre la meta de inmunización, ya que a seis meses de haber comenzado el proceso, aún no se inocula con la primera dosis el 70 por ciento de la población adulta.

El temor a efectos secundarios ha impedido que residentes de los barrios del Gran Santo Domingo que se dedican al trabajo informal acudan por la primera dosis de la vacuna contra el COVID.

Comerciantes y motoconchistas de las barriadas que ya tienen sus dosis aplicada contaron a Noticias SIN cómo constantemente escuchan a sus clientes y amigos negarse aplicarse el antídoto anticovid

Los centros de vacunación de la capital lucían casi desiertos este día.

Los que acudieron por la primera o la segunda vacuna deploraron que el Gran Santo Domingo aún no cuenta ni siquiera con el 50 por ciento de vacunados con los dosis, dado tiempo en que comenzó el proceso.

De acuerdo con el reporte de vacunación del Plan Ampliado de Inmunización en el Gran Santo Domingo solo se ha vacunado con dos dosis al 49.1 por ciento de la población.

Al concluir la desescalada del toque de queda este 21 de Julio las autoridades evaluarán eliminar la medida a aquellas provincias que hayan alcanzado el 70 por ciento de su población vacunada con dos dosis.