Mortalidad infantil (archivo)

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Una infante de apenas tres meses de nacida murió carbonizada la noche de este sábado al incendiarse la vivienda  ubicada en el barrio Progreso de Sabana Perdida, Santo Domingo Norte, donde su madre la dejó sola y alega salió a cumplir compromisos, según informó la Policía.

Se trata de la infante Karla María Vásquez González,  quien murió a causa de carbonización en un cien por ciento de su superficie corporal, que recibió al incendiarse la vivienda número 4 de la calle San José del referido sector.

La joven Yeni González Domínguez, de 24 años, madre de la niña muerta, narró a los investigadores que salió de la vivienda antes indicada y dejó a su hija acostada durmiendo.

Alegó, además, que al momento de salir y cerrar la vivienda, encendió una vela y la colocó encima del televisor.

Dijo que cuando regresó al lugar alrededor de las 10:00 de la noche, ya se había registrado el incendio que dejó a su pequeña hija muerta.