Por: Juan Bautista Rodríguez

HIGÜEY.- Según informa ayer la Policía Nacional, un niño de 7 años de edad perdió la vida cuando celebraba su cumpleaños junto a su familia en el  Río de Chavón, Charco Mirapato.

El menor Jeiser Zabala Rivera le había pedido a su padre, el pastor Miguel Zabala, que como regalo lo llevara al referido lugar junto a sus familiares.

El padre con lágrimas en los ojos dijo que es el cumpleaños más triste que ha pasado con uno de sus hijos, y que quién iba a pensar que en un descuido se desparecería y lo encontrarían ahogado.

El cadáver fue entregado a sus familiares y fue velado en la funeraria Nazareth y sepultado la mañana de este viernes.