El economista señaló que se trata de una "ayuda pequeña",  al considerar que la canasta básica se sitúa en 25 mil pesos y los 1,500 representan solo el 6 % del monto.

SANTO DOMINGO.- El bono de ayuda familiar anunciado por el Ejecutivo es una forma del Gobierno de "dar algo de buena noticia" en medio de una crisis mundial que ha provocado el aumento en los precios de alimentos, combustibles, acompañado de un aumento de la tarifa eléctrica, que afecta más a los hogares pobres, reflexionó este martes el economista y exdirector de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII),  Magín Díaz.

"Con el anuncio de ayer que es un subsidio de 1,500 pesos a un millón de hogares, el Gobierno lo que quiere dar algo de buena noticia, de que está haciendo algo adicional a lo que ya viene haciendo", dijo el exfuncionario durante su participación en la entrevista dentral de El Despertador.

Esto al indicar que el anuncio se suma a otros subsidios que ha asumido el Gobierno para reducir el impacto de la inflación en los hogares dominicanos.

El economista señaló que se trata de una "ayuda pequeña",  al considerar que la canasta básica se sitúa en 25 mil pesos y los 1,500 representan solo el 6 % del monto.

“Con eso esa familia que recibe esa ayuda va a comprar lo mismo que podía comprar en noviembre del año pasado cuando la canasta básica costaba 23,500 pesos”, “no es que eso va a ser una gran diferencia, pero es algo", puntualizó.

Al ser cuestionado si este nuevo subsidio del Gobierno puede formar parte del "virus de la reelección, el exdirector de la DGII indicó que siempre va haber gente que lo vea de esa forma, pero es la manera de dar las ayudas, de manera directa a quien lo necesite, pero indicó que le causó sorpresa que se entregara en cheques, en ese sentido considera que le tocará al funcionario correspondiente explicar la medida anunciada por el presidente Luis Abinader.

“Es una forma del Gobierno decir: sabemos que hay un problema, estamos dando muchos subsidios, pero vamos a dar una ayuda adicional”, insisitió Díaz.

Ante la pregunta de "que representa esta nueva ayuda al país, el economista dijo que, dada las circunstancias actuales, "ya hemos perdido las proporciones", y que mil 500 millones de pesos más, es poco para los gastos que ha tenido el Gobierno en los últimos dos años y dijo que estos fondos pueden venir de ingresos extraordinarios o endeudamientos.

En cuanto al tema de la inflación, el exfuncionario indicó que esta es individual para cada hogar y que depende de lo cada uno consuma, por eso lo más pobres se han visto más afectados porque consumen más alimentos, más transporte, más combustibles, que son las partidas que más han subido, señaló.

En ese sentido, Magín Díaz considera que los subsidios para responder a esta situación “deben llegar hasta lo necesario para evitar un problema social en el país”.