SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La ex vicepresidenta de la República, Milagros Ortiz Bosch, se mostró en desacuerdo con la resolución de Migración que prohíbe a Educación inscribir en las escuelas hijos de extranjeros indocumentados, señalando que “eso son cosas de animales”, por lo que entiende que el Poder Ejecutivo debe fijar posición al respecto.

[flashvideo file=http://www.noticiassin.com/wp-content/uploads/2012/06/DESPERTADOR.flv /]

La también ex ministra de Educación, indicó que los niños no tienen la culpa de ese problema, por lo que  recordó que fuera del país existen hijos de dominicanos ilegales y que por esto no pueden quedarse sin educación.

“Eso es algo insólito, usted puede condenar ese niño a la ignorancia para siempre, negarle el conocimiento…, eso es cosa de animales y ¿los niños dominicanos que viven en España ilegales, no se van a educar? Y ¿los que viven en Estados Unidos? Tiene un niño la culpa de que su padre y madre lo hayan traído a nacer en ese lugar ¿qué ganamos nosotros con tener un país lleno de gente bruta?  La misma Constitución establece que la educación es gratuita para todos los residentes en la República Dominicana.

El pasado 25 de mayo una circular remitida por la Dirección General de Migración al Ministerio de Educación estableció que desde el primero de junio está prohibido recibir en las escuelas a estudiantes extranjeros que no cumplan con los requisitos legales exigidos, que incluyen un visado de estudiante.

Precisó que cuando tuvo en el Ministerio de Educación no hizo cosas irresponsables y puntualizó que para corregir ésto hay que organizarse porque a través del desorden no se va a lograr.

Señaló que en su gestión fue a la Junta Central Electoral a tratar de resolver ese problema, porque según ella, encontró a muchos dominicanos sin actas de nacimientos y otros papeles legales.

Milagros Ortiz Bosch ofreció sus declaraciones al ser entrevistada en El Despertador, del Grupo SIN, que se transmite por Antena Latina, donde dijo que el conflicto interno del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) “no es un problema de facciones sino de democracia e institucionalidad”.