Núñez, acusó al mandatario Abinader de mentirle al pueblo dominicano con relación a las pensiones que en septiembre del 2020 ofreció a los trabajadores del Ingenio Porvenir, las cuales aseguró aún no se les han otorgado.

SANTO DOMINGO.- “El presidente Luis Abinader nos invitó a nosotros a hacer un pronunciamiento público, para luego esconderse”, fueron las palabras del presidente de la Unión de Trabajadores Cañeros, Jesús Núñez.

Núñez, acusó al mandatario Abinader de mentirle al pueblo dominicano con relación a las pensiones que en septiembre del 2020 ofreció a los trabajadores del Ingenio Porvenir, las cuales aseguró aún no se les han otorgado.

Al participar en la marcha convocada por el Colegio Médico Dominicana (CMD) en contra de las empresas Administradoras de Riesgos de Salud (ARS) y las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), el gremialista exigió que se respeten los derechos de los trabajadores migrantes en República Dominicana.

Asimismo, reclamó el seguro médico para cañeros, construcción de viviendas y las documentaciones para las familias de estos trabajadores.

“Una sociedad como la de República Dominicana, que se dice ser avanzada, no puede tener una población de semiesclavitud, donde los propietarios de los ingenios azucareros mantienen a los trabajadores cañeros en condiciones de semiesclavitud, pagándoles bajos salarios, engañando a la sociedad dominicana de que aquí a los trabajadores cañeros se les ha aumentado un 100 por ciento”, se quejó.

Agregó que los cañeros trabajan 14 horas diarias para poder llevar a su casa 400 pesos al día.

En septiembre del 2020, Abinader prometió a los trabajadores cañeros hacer justicia y dar solución a la situación de abandono a la que han sido sometidos por los gobiernos anteriores, desde hace más de 30 años y les dijo que les entregaría sus pensiones.

“Este Gobierno va a ser justicia y será una justicia rápida”, garantizó el jefe de Estado, durante un encuentro con los miembros de la Unión Nacional de Trabajadores Cañeros y otros integrantes de esa agrupación, en el Ingenio Porvenir.

En ese entonces, el mandatario enfatizó que tenía un compromiso y es el de que los cañeros puedan vivir dignamente, por lo que haría lo necesario para saldar una deuda histórica que tiene el Estado con ese sector.