SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Gato entre macuto es lo aparente haber detrás de los contratos multimillonarios otorgados a empresas que trabajan en la reconstrucción de Haití tras el terremoto de enero del 2010.

De 500 millones de dólares presupuestados para la ejecución de distintas obras, 348 fueron designados a compañías que pertenecen al senador Félix Bautista y sus allegados. Esto a pesar de que las mismas no cumplían con las condiciones requeridas al momento de cerrar los tratos.

[flashvideo file=http://www.noticiassin.com/wp-content/uploads/2012/03/SENADOR-HIST-ALICIA.flv /]

Ver en dispositivo moviles

El Informe se trasladó hasta el vecino país en busca de las obras que ejecutan las constructoras del legislador dominicano y consiguió el reporte preliminar de la Comisión que investiga el caso y que la semana pasada recomendó la suspensión de los contratos.

Los intentos por revivir Haití empezaron con la modificación de la Ley de Emergencia, que autorizaba que los trabajos de reconstrucción iniciaran inmediatamente en las zonas más afectadas. La meta era no perder el tiempo, según relata Jean-Max Bellerive, Primer Ministro de Haití ese entonces.

Asegura que antes de ocurrir la tragedia, las empresas nacionales estaban construyendo escuelas, viviendas y hospitales en todo el territorio haitiano.

Narra que empezaron a llover las ofertas, pero tras la celebración de los concursos sólo algunas corrieron con suerte.

El legislador dominicano Félix Bautista fue uno de esos agraciados.

La Constructora Hadom de la que Bautista posee un 98 por ciento de las acciones, logró el contrato para levantar el Palacio Legislativo, con un presupuesto de más de 33.7 millones de dólares, es decir unos 1,300 millones de pesos.

A más de un año de la firma del acuerdo, el ocho de noviembre del 2010, el parlamento haitiano secciona en unas estructuras provisionales, pese a que se estableció un plazo de ocho meses para su terminación.

El legislador ha reconocido públicamente que también construye las nuevas instalaciones del Banco Central del vecino país, obra en la que además de Hadom, trabaja la empresa dominicana Constructora Mar de Mícalo Bermúdez, miembro del Comité Central del PLD y del Consejo Directivo del Banco de Reservas.

La misma empresa de Bermúdez fue la que construyó la Universidad Henri Christophe, donada por el gobierno dominicano.

Además en las manos de Félix Bautista está la fabricación de estas tres mil viviendas, ubicadas en la localidad de Mont Cabrite, al norte de Puerto Príncipe. Dos pequeñas habitaciones, una sala-cocina y un baño que acogerán a familias que perdieron sus casas con el terremoto.

Sin embargo, una comisión designada por su sucesor Garry Conille, revela la existencia de irregularidades en estos y otros contratos firmados por Bellerive.

Y es que tan pronto Conille presentó su renuncia al presidente Michel Martelly el 25 de febrero, los medios de comunicación haitianos empezaron a asociarla con supuestos actos de corrupción en la firmas estos contratos.

Porque coincidencia o no, 10 días antes de la dimisión, la Oficina del Primer Ministro anunció la formación de un comité de auditoría para investigar 41 contratos firmados por el Ministerio de Planificación y Cooperación Externa, bajo la influencia de la Ley de Emergencia.