A seis meses del asesinato del mandatario haitiano, 44 personas, incluyendo 18 colombianos están detenidos, pero hasta el momento no se han formulado cargos en torno al crimen.

Por Sandy Cuevas

SANTO DOMINGO.- El apresamiento de uno de los principales sospechosos de organizar supuestamente el magnicidio del presidente haitiano, Jovenel Moise, da un nuevo giro a las investigaciones, ya que según datos Rodolphe Jaar es señalado como el encargado de alojar los colombianos que dieron muerte al presidente haitiano y proporcionar los vehículos y armas que se utilizaron en el ataque.

El acusado de participar en la muerte del presidente Moise fue arrestado a petición de las autoridades estadounidenses, y según se ha trascendido, su ubicación fue posible por información que habría suministrado el sargento retirado colombiano Mario Antonio Palacios, que ha cooperado con las autoridades desde que fue arrestado en Jamaica.

Rodolphe Jaar, también conocido como“Dodof” es un narcotraficante convicto y exinformante de la DEA, quien era uno de varios prófugos, entre los que figura el ex senador haitiano Jean Joel Joseph y Joseph Félix Badino, un ex consultor del Ministerio de Justicia de Haití.

Jaar, que fue arrestado en territorio dominicano el pasado viernes y una fuente de entero crédito dijo a Noticias SIN, que el nacional haitiano se encuentra bajo custodia del Ministerio de Defensa, en el 2013 había sido detenido por la Dirección Nacional de Control de Drogas, tras conocerse que era buscado por autoridades de Estados Unidos.

A seis meses del asesinato del mandatario haitiano, 44 personas, incluyendo 18 colombianos están detenidos, pero hasta el momento no se han formulado cargos en torno al crimen.

En tanto, las últimas víctimas de la ola de violencia que vive ese país alcanzó a dos periodistas, Wilguens Louissaint y John Wesley Amady, quienes murieron tiroteados por los miembros de una pandilla en la zona de Boule 12, a las afueras de Puerto Príncipe.

Esa misma situación de violencia la vivió el primer ministro, Ariel Henry, quien fue víctima de un tiroteo al salir de uno de los actos conmemorativos a la independencia haitiana.