Dijo que los nuevos funcionarios tienen un gran reto por delante que deberán enfrentar con paciencia, inteligencia, sabiduría y apego absoluto al debido proceso, por lo que les indicó que las puertas de la institución a la pertenece están abiertas.

SANTO DOMINGO.- Como positiva valoró de la Fundación Institucionalidad y Justicia (Finjus), la elección de los nuevos miembros  de la Cámara de Cuentas para el período 2021-2025.

De acuerdo al vicepresidente de la Fundación, Servio Tulio Castaños Guzmán, el proceso de elección de los nuevos miembros fue llevado de manera abierta y con una amplia publicidad.

Puntualizó que los senadores y diputados que tuvieron a su cargo dicha elección la realizaron en base a los criterios profesionales que se necesitan para dirigir un organismo de esa magnitud.

“Finjus valora positivamente la selección de los miembros de ese órgano, en base a su perfil profesional, su trayectoria de servicios, competencias y aptitudes reconocidas por la sociedad dominicana, con lo que se abre un nuevo periodo para que este importante órgano afiance los mecanismos legales de control y fiscalización en el Estado que son claves para crear la cultura de transparencia, la justicia y el imperio de la ley”, expresó Castaños Guzmán.

Explicó que ese órgano constitucional de control y fiscalización externo de los recursos públicos, de los procesos administrativos y del patrimonio del Estado Dominicano, “por lo que el correcto ejercicio de sus atribuciones contribuye directamente a la calidad la democracia y permite activar los mecanismos del régimen de consecuencia civil”.

Puntualizó que la sociedad ha percibido a lo largo de los años como ese organismo fiscalizador ha facilitado en los últimos años la corrupción, impunidad y la falta de oportunidad en el manejo de los fondos públicos en el Estado dominicano.

Dijo que los nuevos funcionarios tienen un gran reto por delante que deberán enfrentar con paciencia, inteligencia, sabiduría y apego absoluto al debido proceso, por lo que les indicó que las puertas de la institución a la pertenece están abiertas.

El proceso de evaluación duró varios meses en el Congreso Nacional, donde alrededor de 299 personas participaron para ocupar uno de los cinco puestos en el pleno de la Cámara de Cuentas.