“Prometo asistir aquí cada vez que usted me cite, debido a que quiero que se investigue y se limpie mi nombre. No tengo la necesidad de ser testaferro de nadie”, precisó Núñez de Aza.

SANTO DOMINGO.- Coronel Rafael Núñez de Aza, uno de los implicados en el supuesto entramado llamado Operación Coral, dijo que dinero que tiene lo ha ganado “de manera honorable”.

Núñez de Aza, expresó que el dinero que tiene lo ganó al realizar trabajo desde el 1992 y que tiene certificados financieros por más de 4,000 dólares, y certificados en pesos por más de 20 millones adquiridos entre el 2002 y antes del 2012.

“Prometo asistir aquí cada vez que usted me cite, debido a que quiero que se investigue y se limpie mi nombre. No tengo la necesidad de ser testaferro de nadie”, precisó el imputado.

https://www.youtube.com/watch?v=zxDqq6GYoek

Agrega que compró su primer solar, donde construyó un casa en Los Ríos entre el  1998-2003 y desde el 2001 al 2002 su primer vehículo del año, además de otros que poseía.

Dijo además que el año 2002, se encargó de sus negocios de compra y venta de divisas, intermediaciones financieras entre otras cosas que le generaron millones de pesos, lo que le permitió crecer y crear otras compañías además de hacer inversiones.

Sobre las doce empresas que posee, denunció que el Ministerio Público se las ha bloqueado lo que le ha generado problema con sus suplidores en China, por lo que el ministerio público lo tiene “ahorcado, no puedo hacer nada”.

La defensa de Rafael Núñez de Aza intenta probar que este no era un testaferro y que su fortuna viene de negocios propios.

Félix Portes, defensor de Núñez de Aza, presentó ante el tribunal planos de construcción, contratos de compra, facturas de electricidad, cheques y comunicaciones con las que pretenden demostrar que los inmuebles y movimientos bancarios pertenecen al coronel y sus actividades comerciales, iniciadas en el 1994.