Washington.- El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, recibe este lunes en la Casa Blanca al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, con quien abordará la imposición de sanciones multilaterales contra el régimen libio.

La reunión llega tras un intenso fin de semana en el que tanto el Gobierno estadounidense como el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas han anunciado sanciones contra el Gobierno de Muamar el Gadafi, a quien Obama instó el sábado a abandonar el país de inmediato.

El presidente estadounidense firmó el viernes un decreto para congelar los activos del líder libio y de su familia, un primer paso que la secretaria de Estado Hillary Clinton siguió horas después con la aprobación de una orden para revocar los visados de entrada al país de los funcionarios del Gobierno libio y de sus familiares.

El Consejo de Seguridad de la ONU concluyó la madrugada del domingo una larga reunión dedicada a Libia con un voto unánime para imponer al régimen y a su entorno sanciones como el bloqueo de todos sus bienes en el exterior, la prohibición de viajar o el embargo de armas.

Obama y Ban debatirán ahora cuáles deben ser los siguientes pasos para bloquear el paso a Gadafi, y el líder estadounidense, en particular, deberá decidir si escucha propuestas como la del senador John McCain, que le instó el domingo desde El Cairo a declarar Libia zona de exclusión aérea y a considerar emprender acciones militares.

Clinton, que el domingo viajó a Ginebra para participar en una sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU sobre Libia, aseguró desde el avión que Estados Unidos está "preparado" para proporcionar "todo tipo de ayuda" que los opositores a Gadafi puedan necesitar.